Últimos temas
» [Juego] Adivina el fotograma
Dom Oct 08, 2017 7:59 am por Román Hunyadi

» Son tiempos duros [2/4]
Lun Sep 25, 2017 5:37 am por Frigyes Polgár

» ¡¡VOTA!! ELIPSIS TEMPORAL
Miér Sep 20, 2017 1:16 pm por Dangerous

» Limpieza general (afiliados y usuarios)
Miér Sep 20, 2017 12:51 pm por Dangerous

» UMHSB X Cambio de botón
Dom Sep 17, 2017 12:56 pm por Invitado

» Saintsbury [Afiliación Normal]
Mar Sep 12, 2017 12:40 pm por Invitado

» Until my heart stops beating X Normal
Lun Sep 11, 2017 6:32 am por Invitado

» Hazle una pregunta al de abajo
Miér Sep 06, 2017 6:08 pm por Ernst Chambers

» Magical Revelation (Normal)
Vie Sep 01, 2017 10:46 am por Invitado

» Change of Season (Elite)
Dom Ago 27, 2017 8:20 am por Dangerous



Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Necropsia.

Mensaje por A. Zsigmond Mészáros el Dom Ene 08, 2017 2:35 am

Mészáros, Zsigmond A.
En una infancia que clasificaría hasta el día de hoy como normal, desconociendo como niño el significado de pobre, Zsigmond se crió entre animales y cultivos que crecían, con suerte, una vez cada dos años. En las zonas más rurales de Hungría, a las afueras de Budapest, pese a no tratarse de ningún hijo excepcional, nunca fue un problema para su padre granjero, su madre ama de casa. A los cinco, arreaba ovejas. A los siete, nombraba a las gallinas asegurando que ayudaba a que diesen mejores huevos. Cuando cumplió sus veintiuno y finalizó sus estudios secundarios, la accidental llegada de su hermana fue un suceso más placentero para él que para un padre preocupado por la economía y una madre con salud delicada tras el parto.

Desde su nacimiento, Sári fue malcriada por un hermano que le prometió daría todo por ella. Que, protector, acudía cada vez que lloraba, que la alimentaba cuando despertaba en plena madrugada. Enseñándole a caminar con paseos por la naturaleza que rodeaba su casa, a hablar cuando leía sus libros en voz alta delante de ella, la ausencia de sus padres era, por sobretodo, tolerable. Imperceptible.

Notoria solo aquella noche al encontrarlos en el patio trasero, cuando regresaba de uno de sus paseos con su hermana. Cubiertos por mala hierba y su propia carne, presumiblemente atacados por un animal salvaje. Sári, con tan solo tres años en ese entonces, dice recordar más que Zsigmond.

Poco hablan de aquella noche.

Tras exámenes psicológicos, mayor de edad, un juez le otorgó la custodia de su hermana. Le siguieron degradantes trabajos que aseguró ante la ley le otorgarían suficientes ingresos económicos para vivir. Viajaba con frecuencia a la ciudad. Repartía periódicos a las cinco de la mañana, llevando a Sári a la escuela a las siete. Trabajó en una carnicería, acordando que le pagaran con los peores cortes de carne que servirían como cena. En peluquerías, paseando perros. Lustrando zapatos. Zsigmond era visto en diversos locales y puntos concurridos, y así encontró su más reciente trabajo, hace ya más de un año.

Su hermana cumplió sus veintiuno hace poco. Actualmente estudia medicina, la carrera que Zsigmond no pudo terminar. Poco habla con su hermano, en lo que se cree es un distanciamiento propio en la edad.
en progreso
cerrados

avatar
Mensajes :
65

http://dangerous-b.activoforo.com/t662-meszaros-zsigmond-a
Neutrales | Ciudadanos

A. Zsigmond Mészáros

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba