Últimos temas
» Finisterre RPG [afiliación élite]
Ayer a las 6:20 pm por Invitado

» [Juego] Adivina el fotograma
Dom Oct 08, 2017 7:59 am por Román Hunyadi

» Son tiempos duros [2/4]
Lun Sep 25, 2017 5:37 am por Frigyes Polgár

» ¡¡VOTA!! ELIPSIS TEMPORAL
Miér Sep 20, 2017 1:16 pm por Dangerous

» Limpieza general (afiliados y usuarios)
Miér Sep 20, 2017 12:51 pm por Dangerous

» UMHSB X Cambio de botón
Dom Sep 17, 2017 12:56 pm por Invitado

» Saintsbury [Afiliación Normal]
Mar Sep 12, 2017 12:40 pm por Invitado

» Until my heart stops beating X Normal
Lun Sep 11, 2017 6:32 am por Invitado

» Hazle una pregunta al de abajo
Miér Sep 06, 2017 6:08 pm por Ernst Chambers

» Magical Revelation (Normal)
Vie Sep 01, 2017 10:46 am por Invitado



Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cronología de Johannes

Mensaje por Johannes Braun el Sáb Dic 31, 2016 10:34 am

Johannes Braun
Los primeros años de vida de Johannes se desarrollaron en los barrios bajo de la ciudad de Xanten.  Sus progenitores; los Braun no fueron los mejores del mundo y tampoco los más ideales para criar a un niño, su padre no lograba encontrar trabajo estable en ningún sitio y pagaba sus fracasos hincando el codo para luego pagar la frustración dando regulares palizas a su desgraciada madre.
Todo término una noche cuando su padre acudió al domicilio familiar con sus penas ahogadas en una enorme ingente cantidad de alcohol, entonces dio inicio otro recital de reproches, insultos y los gritos de su mujer al recibir los continuos golpes hasta que cruzo la línea roja. Los vecinos dieron aviso a la policía que interrumpió en la vivienda para encontrar el cuerpo de ambos progenitores sin vida, el de su madre lo hallaron en el salón víctima de una inhumana paliza, el de su padre fue encontrado en la cocina con un profundo corte sanguinolento en el cuello y con un trozo de cristal en su diestra. No hace falta ser un Sherlock Holmes para saber que paso ¿No?
Los abuelos maternos fueron los que se hicieron cargo de Johannes, lo llevaron a su pequeña granja a las fueras de la ciudad. Fueron los mejores años de su vida, la infancia dio paso a su adolescencia y Johannes se imaginaba pasar el resto de sus días atendiendo la pequeña huerta y cuidando a su pequeña estabulación ganadera de la granja familiar. No tenía más ambiciones o aspiraciones hasta que la cruda realidad le dio en plena cara, primero fue su abuela y después su abuelo, después vino el embargo hipotecario de la finca familiar por una entidad bancaria por no poder hacer frente a las deudas contraídas.
Con veinte años. ¿Dónde debía ir? ¿Qué podía hacer? No tenía ningún familiar o amistad a la que pedir ayudar y sin más estudios que los básicos su único camino fue alistarse en las fuerzas armadas. Su periodo en el ejército fue su segunda época dorada, le enseñaron lo que era la camaradería, forjo amistades y aprendió una multitud de habilidades que junto a un cierto don innato en el manejo dispar de varias armas y una maestría en reparar cualquier objeto que pasase por sus manos le valieron la atención de sus superiores, asignándole como Suboficial en el parque acorazado del ejército alemán.
Hasta que llego el trágico día que le dieron el chivatazo de que los oficiales al mando iban hacer una inspección de todo el material de repuesto que había en los almacenes, saltaron las alarmas entre varios compañeros de Johannes que se dedicaban a sacarse un sobresueldo vendiendo material a pequeñas bandas de criminales o talleres mecánicos ilegales. Crearon pruebas falsas y dejaron que el rastro de las mismas llevara hasta Johannes.
¿Resultado de la operación? Johannes termino degradado, encarcelado en una prisión militar para cumplir una condena de cinco años y posteriormente licenciado con deshonor. Cuando salió del presidio no tenía un futuro ni sueños, todos ellos hechos añicos por culpa de un grupo de hijos de puta. No podía encontrar ningún trabajo decente por culpa de sus antecedentes por lo que fue práctico, decidió usar todas las habilidades que el estado alemán le había dado para ganarse la vida. Varios de sus compañeros de la cárcel que cumplieron sus condenas le ofrecieron trabajar con ellos en pequeños golpes y durante años todo fue muy bien, tenía los bolsillos llenos un buen piso pero entonces llego la competencia de las mafias del Este.
Con la disolución de la URSS y el posterior caos político en los países vecinos,  estas mafias se expandieron y entraron en conflicto con las bandas locales, en esas luchas por el control de los negocios ilegales fue donde Johannes medro. No tardo en convertirse en algo parecido en un agente libre en el mundo del hampa criminal, trabajando para cualquiera que pueda pagar sus elevados honorarios. Sus viajes por trabajo le hacen moverse por toda Europa Central, siendo su último destino la ciudad de Budapest, la capital de Hungría le haría ganar un buen montón de dinero.
Quizás lo suficiente para sumarlo a lo que tiene ahorrado y retirarse del oficio. En fin, la partida ya está preparada, el tablero dispuesto y las piezas colocadas. Solo faltan los jugadores.
en progreso

Un dia de trabajo normal y corriente ― Álmos Patocs
Aquí un tema ― con X personaje.
Aquí un tema ― con X personaje.
Aquí un tema ― con X personaje.
Aquí un tema ― con X personaje.


Aquí un tema ― con X personaje.
Aquí un tema ― con X personaje.
Aquí un tema ― con X personaje.
Aquí un tema ― con X personaje.
Aquí un tema ― con X personaje.

cerrados

avatar
Mensajes :
41

Neutrales | Ciudadanos

Johannes Braun

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares