Últimos temas
» [Juego] Adivina el fotograma
Dom Oct 08, 2017 7:59 am por Román Hunyadi

» Son tiempos duros [2/4]
Lun Sep 25, 2017 5:37 am por Frigyes Polgár

» ¡¡VOTA!! ELIPSIS TEMPORAL
Miér Sep 20, 2017 1:16 pm por Dangerous

» Limpieza general (afiliados y usuarios)
Miér Sep 20, 2017 12:51 pm por Dangerous

» UMHSB X Cambio de botón
Dom Sep 17, 2017 12:56 pm por Invitado

» Saintsbury [Afiliación Normal]
Mar Sep 12, 2017 12:40 pm por Invitado

» Until my heart stops beating X Normal
Lun Sep 11, 2017 6:32 am por Invitado

» Hazle una pregunta al de abajo
Miér Sep 06, 2017 6:08 pm por Ernst Chambers

» Magical Revelation (Normal)
Vie Sep 01, 2017 10:46 am por Invitado

» Change of Season (Elite)
Dom Ago 27, 2017 8:20 am por Dangerous



Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cronología de Kitty ~

Mensaje por Krisztina K. de Jakabffy el Jue Nov 03, 2016 11:11 am

Krisztina Király de Jakabffy
HISTORIA

La familia de Kitty nunca ha sido noble. Sin embargo, los Király siempre han gozado de buena reputación en Hungría. En tiempos del Imperio Austro-Húngaro sus antepasados eran campesinos y criaban pastores caucásicos entrenados para la caza y para la seguridad. Llegaron a proporcionar ejemplares a varios miembros de la nobleza de la época, y al mismísimo emperador, lo que les permitió amasar un pequeño patrimonio y adquirir algo de distinción. No obstante, no fue hasta el final de la I Guerra Mundial cuando su abuelo fundó la actual "Compañía Inversora Húngaro-Suiza", que catapultó a los Király a la élite financiera del país.

En sus inicios, la ocupación principal de la entonces "Compañía fiduciaria Király" se limitaba, por un módico porcentaje, a administrar el patrimonio que los caídos en la Gran Guerra habían dejado y que sus hijos huérfanos aún no se encontraban en edad de heredar. La compañía siempre fue una inversora de carácter muy conservador, lo que permitió que escapase de la quiebra cuando el crack del 29 gracias a su participación únicamente en fondos muy seguros. Justo antes del estallido de la II Guerra Mundial, su abuelo determinó trasladar la empresa a Suiza, un territorio mucho más adecuado para hacer crecer su fortuna. En el país alpino nació el padre de Kitty, quien conoció a una suiza con la que posteriormente se casaría.

A medida que iban pasando los años la empresa familiar prosperaba y la fortuna iba creciendo. A finales de los 70 el régimen comunista de Hungría comenzaba a liberalizarse, lo que permitió que los padres de Kitty visitasen el país cada vez con mayor regularidad y que ella naciese allí a pesar de que la familia continuaba residiendo en Suiza. Su padre jamás visitó la madre patria, pero Kirsztina entró en contacto con la cultura magyar a través de las historias que sus abuelos le contaron sobre el viejo imperio y lo mucho que habían logrado prosperar. Inmediatamente ella sintió nostalgia de un país que jamás había conocido y al que posteriormente terminaría consagrando todas sus energía para devolverle el esplendor de antaño.

El gobierno comunista cayó cuando Kitty había cumplido los 9 años. Sin embargo, su familia no regresó al país puesto que le iba muy bien en Suiza, donde la heredera recibió la más exquisita educación y se graduó con los más altos honores en ciencias económicas y políticas, dispuesta a seguir los pasos de su abuelo y su padre al frente de la empresa pero además con cierto gusanillo por lo gubernamental. Tras licenciarse continuó ampliando sus estudios en esos campos mientras compaginaba la vida académica con el puesto que su padre le dispuso en la junta de accionistas.

Al cumplir los 27 años su vida dio un giro inesperado, y es que de pronto tuvo que sacar la empresa adelante ella sola después de la repentina muerte de su padre. Por suerte Kitty tenía un talento natural para los negocios y logró manejar adecuadamente la situación hasta estabilizarla.

Un par de años después, durante una visita a Ginebra conoció a László Jakabffy, un físico natural de Hungría y proveniente de una familia noble que había perdido su título, fortuna y honores durante los vaivenes del S. XX. Lászlo era todo un caballero extremadamente atractivo, algo mayor que ella y viudo de un matrimonio anterior que había dejado una hija. Kitty se sintió frenéticamente atraída por él y su encanto oscuro, incluso pensó que podría llegar a manejarlo a su antojo pero terminó siendo al revés. El que pronto sería su marido la convenció para que delegase la dirección de su empresa a una junta y se mudase con él de vuelta a Hungría. Kitty accedió de buen grado, deseosa de conocer el país de sus ancestros de la mano de su flamante marido, quien le hizo pagar sus deudas y recuperar las antiguas propiedades que le fueron expropiadas por los comunistas. La pareja vivió feliz un tiempo, pero poco a poco Kitty se fue desencantando, al darse cuenta de no podía controlar a su marido, y que de hecho, era él quien la controlaba, llegando incluso a mostrarse muy autoritario y brusco con ella.

Gracias a Krisztina, su marido aprendió que podía hacerse rico rápidamente y sin demasiado esfuerzo si acertada invirtiendo en la bolsa. Lászlo aumentó su fortuna privada, curiosamente apostando contra el mercado en vísperas de sorpresivos ataques terroristas en todo el mundo. Los rumores sobre el marido de Kitty y sus posibles vinculaciones comenzaron a correr por Europa, y ella cada vez se sentía más desprotegida en su propia casa y ante la opinión pública. Su marido comenzaba a ser cada vez más violento y las habladurías cobraban más credibilidad... hasta que de pronto en el invierno de 2012 su marido sufrió un accidente esquiando en los Alpes y se le dio por muerto. Kitty vivió el luto como un descanso después de 4 años de matrimonio.

No obstante, los misterios que rodeaban a su marido no terminaron ahí. La lectura del testamento resultó del todo incongruente, pues la fortuna privada de László no era tal y solo dejó una modesta cantidad para su hija, y a Kitty la custodia de ésta, junto con la administración de su herencia hasta que cumpliera 21 años o se casara. Krisztina no pudo dar crédito... le constaba de su marido había ganado millones en la bolsa gracias a inversiones sospechosamente acertadas y había muerto de repente sin que su cuerpo fuese encontrado por ningún equipo de salvamento. Se negó a creer que el hombre al que había llegado a amar estaba muerto, y, por pura sed de venganza se dedicó a buscarlo incansablemente. La única pista que podía seguir era el dinero, pero tras rastrear múltiples transferencias y diversificaciones a paraísos fiscales de todo el mundo fue incapaz de dar con László. Pero una cosa estaba clara: estaba vivo en algún lugar.

A raíz de aquel episodio, Kitty aceptó su papel de viuda de cara a la galería y le ocultó lo que sabía a su hijastra, con quien nunca había tenido especial relación. La chica, de ahora 18 años representa para su madrastra un modo de desquitarse indirectamente por el infierno que le hizo pasar su "difunto" esposo y lo paga todo con ella haciéndole la vida imposible como pasatiempo. Después de quedarse viuda también ingresó como miembro activo del partido conservador Nueva Hungría, siendo una monárquica comprometida con el régimen en el que cree para poder devolverle a Hungría aquel brillo que le describían sus abuelos cuando era niña.

Actualmente la empresa de Kitty sigue dando grandes beneficios en Suiza y no tiene que preocuparse de trabajar para vivir, por lo que practica la política como un deporte en el que además, es muy buena. También colabora activamente con los medios de comunicación nacionales para difundir las ideas del partido y ha sido relacionada con algunas celebridades, pero la dama húngara se caracteriza por su elegancia y discreción.
en progreso

In a (not so) unusual way
con Román Hunyadi.
Alarma social ― con Balász Báthory.
Juegos de sociedad ― con Vik y Alexandra.
Aquí un tema ― con X personaje.
Aquí un tema ― con X personaje.


Aquí un tema ― con X personaje.
Aquí un tema ― con X personaje.
Aquí un tema ― con X personaje.
Aquí un tema ― con X personaje.
Aquí un tema ― con X personaje.

cerrados

avatar
Mensajes :
81

http://dangerous-b.activoforo.com/t637-krisztina-kiraly-de-jakab
Monárquicos | A favor

Krisztina K. de Jakabffy

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares