Últimos temas
» [Juego] Adivina el fotograma
Dom Oct 08, 2017 7:59 am por Román Hunyadi

» Son tiempos duros [2/4]
Lun Sep 25, 2017 5:37 am por Frigyes Polgár

» ¡¡VOTA!! ELIPSIS TEMPORAL
Miér Sep 20, 2017 1:16 pm por Dangerous

» Limpieza general (afiliados y usuarios)
Miér Sep 20, 2017 12:51 pm por Dangerous

» UMHSB X Cambio de botón
Dom Sep 17, 2017 12:56 pm por Invitado

» Saintsbury [Afiliación Normal]
Mar Sep 12, 2017 12:40 pm por Invitado

» Until my heart stops beating X Normal
Lun Sep 11, 2017 6:32 am por Invitado

» Hazle una pregunta al de abajo
Miér Sep 06, 2017 6:08 pm por Ernst Chambers

» Magical Revelation (Normal)
Vie Sep 01, 2017 10:46 am por Invitado

» Change of Season (Elite)
Dom Ago 27, 2017 8:20 am por Dangerous



Página 3 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Capítulo 1. La isla.

Mensaje por Kinnah el Miér Nov 16, 2016 6:39 pm

·Kinnah Lightner
·Habla inglés
·12 años
·INTERACCIONES: Todos
·MENCIONES: Ronnie, Balasz, Dorka


Tenían razón, había que ir a buscar un refugio, se hacía de noche y haría frío. Pero Kinnah no pensaba mucho sobre aquello en aquel momento. No tenía frío en el cuerpo, ni hambre, ni sed... y por supuesto no tenía la cabeza como para pensar en nada previsor.

Aun así dijeron de irse a buscar refugio, tanto Balasz como Ronnie dijeron de ir. Algún que otro tambien se propuso voluntario. Echó una mirada directa a Balasz, no se habían llevado del todo bien durante el campamento, estaba en su grupo y siempre le había dado problemas. Tal vez por eso le molestaba simplemente oir su voz, pero... no era el momento de discutir.

No podemos irnos. —dijo, aun sabiendo que era una insensatez quedarse allí—. Hay gent.... hay... hay gente que ayudar. Y... hay que sacarlos. —fue incapaz de decir "cadaveres" o "muertos". Aun trataba de no aceptar aquella realidad—. No podemos dejarlos así, tirados en la arena... o en los asientos del avión. Ni dejar que la marea se los lleve o... Debemos... no se. Hacer algo.

Dijo, tal vez demasiado fuerte. Claramente no dijo toda la verdad, en otra situación tal vez hubiera dejado a los cadaveres en el suelo y preocuparse por si mismo. Pero en aquel momento quería encontrar a su hermana, aun tenía la esperanza de que estuviera por allí, entre todo ese caos. Esperaba que viva. No. Seguro que estaba viva.

Yo me quedo. No podemos dejarlos así, tirados como... —iba a decir basura, pero se cruzó la mirada con alguien que estaba junto a un cadáver. Aquello tal vez hubiera sido un insulto.

Sin más, miró a los lados, sin saber por donde empezar. Y simplemente se acercó a un cuerpo, en el suelo, que estaba boca abajo. Se agachó y pensó por un segundo hacer como en las pelis, mirar si tenía pulsaciones. Pero no lo hizo, no hizo falta. Agarró de los hombros y tiró de este, llevándolo hasta más lejos de la orilla, casi a la entrada del bosque. Lo dejó boca arriba y trató de colocarlo "bien", cruzando sus manos. Lo más duro fue cuando tuvo que cerrar sus ojos, sintiendo una punzada dentro de su pecho al hacerlo.

Se acercó al siguiente cuerpo, esta vez era un adulto. Uno de los monitores, tal vez de los más mayores. Estaba gordo, mucho. Era algo desagradable ya que algún trozo de metal le había abierto el estomago... trató de mirar a otro lado. Intentó moverlo pero pesaba demasiado. Fue entonces cuando escuchó la voz de una chica (Dorka), sin mirar le respondió. —Sí, yo sigo aquí. ¿Puedes ayudarme a llevarlo hasta allí?— señaló con el dedo a la vez que miraba a la chica. La reconoció entonces, era la chica ciega del campamento... no es que pasara inadvertida. —Quiero dec... es... bueno. Hacia el bosque. O... eh... bueno, ¿puedes? Pesa demasiado para mi solo.



avatar
Mensajes :
8

Nuevo
Kinnah

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 1. La isla.

Mensaje por Balász Báthory el Miér Nov 16, 2016 6:51 pm

Paciencia, mucha paciencia. Eso es lo que necesita para lidiar con esa panda de mocosos malcriados, demasiado centrados en sus emociones como para darse cuenta de que hay una necesidad superior. En este caso, hasta Balász puede ver la ventaja que supone colaborar en conjunto de manera organizada frente a mostrarse egoísta y crítico, sin aportar nada. Por supuesto, es una postura que secunda, pero quien quiera irse por su cuenta no puede esperar luego aprovechar las ventajas de pertenecer a un grupo.

-Mira, Leparq... Con todos mis respetos, no estás en la mejor posición para replicar. ¡Ni siquiera soy capaz de entenderte-Quizá está siendo duro y belicoso de más, pero ese muchacho le está tocando las narices. Luego piensa lo que le dijo su hermano sobre "sus perritos" y rebaja el tono.-Perdón. Yo... yo no soy el líder de nadie.-Hay que tener arrestos para querer serlo con esa panda de criaturas lloronas y desorganizadas.-Nadie se va a quedar atrás. La idea es que los que estemos más fuertes busquemos un lugar para... sí, evitar la marea, evitar morirnos de frío, evitar cualquier cosa. Hay que encender un fuego porque eso se verá en la noche, quizá podríais hacer eso... tú y los que os quedéis aquí. Nadie os obliga, pero no distribuir tareas podría ser una tontería que nos afecte más adelante.-Balász también piensa en la palabra "basura" para terminar la frase de Kinnah. Y es que, en parte, es lo que son.

Balász coge la mano de su hermano pequeño. Preferiría cargar con él sobre los hombros que dejarlo con el resto de sus compañeros. Las palabras de Ronnie le sorprenden, pues hace unos minutos estuvieron a punto de tener una confrontación. No confía en él, sino que mantiene su actitud de reserva, pero admira la capacidad del italiano para sobreponerse a una situación incómoda. Acepta con un cabeceo.

-Nosotros tres iremos a buscar refugio por el oeste. No nos alejaremos más de mil pasos.-Propone, solo por tener una medida. Otros niños deben dedicarse a buscar entre las maletas, otros a contar los cadáveres -aunque no sea especialmente divertido- y otros, como ellos, buscar una zona para ampararlos.

Junto a Ronnie y Markov, Balász se aleja del grupo. Irén, Kayden, Dorka, Derek, Darwin, Kinnah, Katherine... están más o menos bien, son grandes y acaban de salir de un campamento militar. Al menos tienen nociones de cómo enfrentar una situación de emergencia. ¡Que pongan en práctica los conocimientos adquiridos y no malgasten el dinero de sus padres!

-Eh... ¿Ese no es Ulrik Nordskov?-Susurra primero en húngaro, luego en inglés. El borrón humano que representa la estilizada silueta del chico contraste con los colores selváticos. No es ninguna sorpresa ver a Ulrik vagabundeando solo, pero ahora no pueden detenerlo porque está de exploración.





avatar
Mensajes :
407

http://dangerous-b.activoforo.com/t20-ficha-de-balasz-bathory
Nobleza | Rey de Hungría

Balász Báthory

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 1. La isla.

Mensaje por Dangerous el Jue Nov 17, 2016 3:12 pm


EL PRIMER DÍA EN LA ISLA

Los niños se organizan como medianamente pueden en esas circunstancias. Ulrik Nordskov ya ha decidido que él será un jugador solitario y se desentiende de la manada de chiquillos abandonados. Dos grupos salen a explorar los alrededores; uno formado por un trío, los hermanos Báthory Ronnie, y otro formado por dos chicas, Irén y Katherina. El primero encuentra un arroyo con agua fresquita, muy probablemente potable porque sabe dulce, aunque siempre es mejor hervirla antes de provocarse problemas intestinales. El segundo, un buen sitio para resguardarse por la noche. Tal y como comentó Irén, una cueva un poco más adentro puede dar cobijo a los niños, aunque no es muy profunda y las raíces de los árboles penden tétricamente del techo.

Kinnah, Dorka y Kayden son los que se quedan, junto a Darwin y Derek, para organizar el campamento. Pueden contar los cadáveres de al menos 60 personas, entre ellos adultos y otros niños. La cabina del piloto está cerrada, pero allí hay dos muertos más... y una valiosa radio. También quedan algunos heridos que están muy cerca de la muerte y un monitor inconsciente que todavía no despierta. Las maletas, en general, revelan mucha ropa, libros, algunos pocos juguetes y demás enseres personales. También hay maletas más prácticas:

Inventario de objetos
+30 mantas de avión
+1 Botiquín de primeros auxilios
+3 linternas + 1 paquete de pilas
+1 cuerda
+3 cinta americana
+1 olla plegable
+1 abridor (de latas)
+1 paquete de bolsas de basura
+2 encendedor
+Hornillo eléctrico
+4 sacos de dormir
+2 impermeables
+2 paraguas
+3 gafas de sol
+Cubiertos de plástico
+Neceser básico de costura

PASAN LA NOCHE REFUGIADOS TODOS JUNTOS DONDE IRÉN Y KATHERINA HAN SUGERIDO. PUEDEN LLEVAR ROPA, MANTAS, ETC. PARA HACER MÁS CÓMODA LA NOCHE. DORMIRÁN JUNTOS PARA MANTENER EL CALOR.

Al día siguiente, todos pueden volver a la playa. Pero Viveka ya no se encuentra entre los pequeñines y no hay rastro de ella por ninguna parte de la playa. Tampoco ha aparecido la hermanita de Kinnah entre los cadáveres del avión, lo cual, a falta de nada mejor, es buena señal. Los niños deben mantener la esperanza.

Sin embargo, cerca de donde comienza el bosque y de donde la mayoría de chicos salen para regresar al avión, donde se han guardado todos los objetos de valor por ahora, hay un bulto con piernecitas y brazos. Tiene las tripas arrancadas y flecos de piel y carne colgando, incluso algunos pedazos de órgano que han resistido a lo que fuera que le haya sucedido. La cara de la niña también está herida, llena de sangre, pero aun así puede constatarse que se trata de la pequeña Mickaela Dawson.

¿Quién será el primero en verla?

Off: volveré a postear dentro de unos 5 días aproximadamente, tal vez una semana.
Objetivos: establecer un sistema jerárquico, explorar la isla, conseguir alimento y agua potable, fortalecer vínculos, trabajo en equipo, estabilizar a los enfermos, etc.

TEMPERATURA MÍNIMA Y MÁXIMA: 10º - 22º

Aquí os dejo un mapa aproximado de la isla: XXX

La isla está dividida en 5 zonas. Los pequeños se encuentran en la 1 por ahora. A medida que vayan saliendo, tendrán que tirar dados especiales para afrontar desafíos según en la zona. Recuerdo que existe peligro de muerte en todo momento, pero eso no os debe desmotivar porque siempre habrá otras partidas a las que unirse.

Las maletas encontradas tienen (obviando la de Viveka):
1) Un cargador solar (entre ropa) y una pistola pequeña con tres balas. Tirada mínima de reacción con resultado +6 para poder dispararla apropiadamente. A partir de +6 se elevará del daño hasta la puntuación máxima de +15, que eso resultará en la muerte del personaje que reciba el tiro.
2) Bombones para la tía May (pueden dar +1 de inteligencia cuando la comida empiece a escasear) y tres cajas de medicamentos contra: infecciones, quemaduras, dolores de cabeza, etc. Su efectividad irá acorde a la fuerza y se necesita un +6 para que pueda hacer efecto su aplicación. (Tres usos).
avatar
Mensajes :
747

Staff | Administración

Dangerous

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 1. La isla.

Mensaje por Invitado el Jue Nov 17, 2016 6:30 pm

Interacción: Kinnah, Dorka, Darwin y Derek.


» Kayden Olivier Leparq
» 12 años
» Habla inglés y francés.


No, en un principio Kayden no tenía la menor intención de quedarse en la playa, como si se tratase de alguna clase de despojo humano. Una carga, era algo a lo que se negaba por completo en convertirse. Pero le gustase o no, lo era. Al menos, en su situación actual, incapaz de caminar o de hablar con claridad.

Que Balász tuviese razón no significaba que el canadiense no estuviese furioso. Incluso llegó a golpear la arena tan fuerte como pudo, sólo para calmar el ataque de rabia que tenía en aquel instante. Contra sí mismo, tal vez contra su padre.

A pesar de ser incapaz de moverse, todavía podía ser de utilidad. Y fue el primero en pedir a sus compañeros que buscasen algunas ramas, ya que él no podía moverse. El fuego, al menos, sí pudo encenderlo.

La herida de su mejilla dejó de sangrar en algún momento. O al menos, dejó de prestarle atención. Estaba demasiado enfadado, y su principal preocupación se volvió intentar ayudar a los que estaban a su alrededor. Sobre todo aquellos que tuvieron la valentía de entrar en el avión, y enfrentarse al infierno se encerraba.

El olor a muerte, a desesperación. Le hubiese gustado poder ayudarlos, evitar que los más pequeños se enfrentasen a aquel tipo de situación, pero poco podía hacer en su estado. Así que en cuanto vio los objetos que iban trayendo, pidió permiso para tomar la cinta americana.

Una superficie lo suficientemente dura y la cinta sirvieron para que el canadiense pudiese entablillarse la pierna, y fue entonces cuando se puso en marcha. A su propio ritmo, envolviendo a Dorka con una de las mantas del avión, y ofreciendo a sus compañeros el mismo trato:  — Va a se' una la'ga noche... — y necesitarían descansar. — Ha'é gua'dia

Porque no sabían que podía esconder la isla, ¿habría animales peligrosos? ¿Civilización? Al menos, el grupo de exploradores había encontrado un lugar donde pasar la noche. Una cueva en el bosque, no demasiado alejada de la zona de la catástrofe.

Kayden no podía dormir. Habían encontrado un lugar seguro, sí, pero ni siquiera sabían si habría alguna fuente de alimentación, además del mar. Kayden esperaba que hubiese posibilidades de pescar, de algún modo. Aunque hoy no tuviesen hambre, deberían empezar a pensar en un futuro...

La idea lo agobiaba, de algún modo. Pero no lo detenía. Por lo que abandonó la cueva, y recorrió la playa cuando el sol ya había caído, y la fresca brisa de la noche amenazaba con hacerlo tiritar. Envuelto en una de las mantas de avión, pudo descubrir algunas conchas en la arena. Tal vez en la mañana podrían buscar...

Su reloj de pulsera todavía parecía funcionar, a pesar de su pésimo estado. Eran las dos de la madrugada, cuando se atrevió a volver al avión. Buscó su maleta, o lo que quedase de ella, y quiso intentar llegar a la zona de alimentos del avión. Encontró en el suelo algunos compartimentos de comida, que recogió y quiso llevar al resto de sus compañeros.

Pero algo lo detuvo en el camino, un extraño bulto que creyó, se trataría de equipaje. Que equivocado estaba. Los compartimentos que había recogido cayeron pesadamente sobre la arena, sin llegar a abrirse, o causar ruido.

Y tragó saliva, como pudo. Entre el sabor a sangre que volvió a invadir su boca, y las fuertes nauseas que le sobrevinieron. Mickaela. Con su manta, cubrió el cadáver y sujetó la tela con un par de grandes piedras, con la intención de convertir aquello en una tumba improvisada. No quería que sus compañeros la viesen así. No quería que ellos también la recordasen... así.

Cuando volvió con los demás, ni siquiera se preocupó en avisar de la comida que había encontrado. La dejó con el resto de cosas, y se sentó delante en la entrada de la cueva, en silencio. El lejano suave ir y venir de las olas logró que dejase de pensar, en algún momento de la noche. Pronto saldría el sol, y tendrían que enfrentarse a todo lo que la mañana deparase.



Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 1. La isla.

Mensaje por Invitado el Jue Nov 17, 2016 9:59 pm

Interacción con: Irén

Por fin una pizca de esperanza se asomaba entre el grupo, ya habíamos descubierto una cueva donde para la noche y algunas cosas que ayudaban a sobrevivir en la isla.

Fuimos hacia el avión para ver que podíamos conseguir, y al llegar la vista del lugar no pido ser mas espantosa, cadáveres de niños y adultos estaban en toda parte sentía náuseas y por un momento pensé en irme de allí pero aguante y entré al avión. Mientras buscábamos cosa útiles me tope con un encendedor y agarré también el abridor de latas

Cuando ya se hizo de noche todos dormimos en la cueva, por alguna razón no podía dormir ya que pensaba algún plan para coordinar a los niños que allí se encontraban ya que sin un orden sería un completo desastre.

Cuando se hizo de día fui a la playa y observé el bello paisaje, me imaginé saliendo de aquí con todos mis compañeros. Tuve la oportunidad de acercarme a Irén.—Oye, no te preocupes, yo te cuidaré—de algún u otro modo sabia que mi objetivo era relacionarme y ganarme la confianza de mis compañeros.



Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 1. La isla.

Mensaje por Irén Csontváry el Dom Nov 20, 2016 8:02 pm


Interacción con  Katherina, Derek y todo aquel que desee escucharla.

Irén caminaba al lado de Katherina mientras sorteaban ramas y piedras filudas que encontraban en el espeso bosque que crecía cuando se acababa la arena de la playa. Iba callada, pues estaba preocupada de que no encontraran nada y que tuviesen que pasar la noche sin resguardo. Habían niños pequeños, ¿podrían soportarlo? Sin embargo, tras casi una hora de caminar, dieron con una cueva que parecía desierta y disponible para albergar a una docena de niños. Cierto es que daba miedo entrar; las ramas en la parte superior eran desnudas, viejas y retorcidas, y daban la impresión de estar entrando en alguna casa del terror, pero era lo mejor que tenían, y ya se estaba oscureciendo. Regresaron lo más rápido que pudieron para avisarles a los demás, y ayudar a llevar algunos bolsos y mantas, teniendo luego que dormir todos juntos sobre la arena de la cueva cuando ya anocheció.

Por el cansancio, durmió bastantes horas sin despertar, pero cuando abrió los ojos, comenzó a sentir dolores en el cuerpo por la mala posición y la dureza del suelo. No dijo nada, ayudó a levantar el improvisado campamento y regresaron a la playa. Esta vez, tenían todo el día restante para organizarse y ver qué harían con todo eso. Miró con pesar los restos del avión. Todos aquellos muertos comenzarían a descomponerse pronto con aquel tiempo, no podrían estar cerca cuando eso pasara. Perdida en sus cavilaciones, no vio a Derek llegar, y solo atinó a sonreír cuando le escuchó. - Creo que todos debemos cuidarnos - musitó. Miró a los demás y carraspeó, intentando que la mayoría le escucharan. - Creo que debemos reunir la comida que tenemos, y racionarla a partir de eso. Y... además el agua, que es más vital aún. Si no tenemos agua, debemos ver cómo vamos a conseguirla - intentó aumentar su volumen de voz, pero ignoraba si los demás comprenderían la importancia de la comida y el agua o no.



[/b]
avatar
Mensajes :
24

Nuevo
Irén Csontváry

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 1. La isla.

Mensaje por Dorka Vörös el Lun Nov 21, 2016 6:04 pm

Interacción: Kinnah y Kayden.

Aún con los brazos extendidos no llegó a tocar a nadie, aunque la vocecilla del muchacho la tranquilizó sobremanera, a pesar de no saber a qué se refería exactamente. — ¿Huh? — Redirigió sus pazos hacia el chico que la reclamaba, sorteando un montón de obstáculos a veces duros, a veces blandos, hasta que su pierna pisó una huesuda mano que crujió bajo a su paso. Fue entonces cuando supo de qué se trataba la tarea que le había encomendado. — Está... ¿muerto? — Con la última palabra su voz sonó áspera, como si se la hubiesen arrancado involuntariamente. Se negaba a aceptar que hubiese gente muerta alrededor de ella, gente con la que había convivido las últimas semanas.

Sin mediar palabra se agachó hacia adelante y, tanteando el suelo con sus manos desnudas, agarró los brazos del cadáver, dispuesta a llevarlo hacia donde Kinnah le indicaba. Rayos, aquello pesaba más de la cuenta, ¿se trataba de un adulto? Y así, con ese pensamiento, fue como Dorka se sintió despreciable, siendo completamente egoísta al pensar en lo mucho que pesaba aquel cadáver, en lugar de agradecer seguir con vida y sentir dolor por aquél que había pasado a mejor vida.

Cundo sus piernas comenzaron a flaquear y sus brazos, exhaustos, se negaban a cargar con más peso, se detuvo y con extremo cuidado volvió a dejar los brazos del cadáver sobre la tierra, resoplando y jadeando.  Encorvada hacia adelante apoyó las palmas de las manos sobre sus rodillas, cogiendo grandes bocanadas de aire mientras el ritmo de su respiración iba regresando a la normalidad.

— ¿Ya es de noche? —
Preguntó a su compañero, quien esperaba que siguiese junto a ella. La brisa y el descenso notable de temperaturas así se lo indicaban, pero con los cambios de escenarios nunca estaba del todo segura.   — Porque... tengo sueño. — Se frotó ambos ojos con los nudillos de sus dedos, y mientras bostezaba de una forma muy poco protocolaria emprendió el camino de regreso a la zona de "acampada" con el resto de niños. Con la poca energía que le quedaba arrastró consigo un saco de dormir que acababa de encontrar, aplanando la tierra con sus pies hasta hacerse una cama medianamente confortable. El calor que le proporcionaba el interior del saco le indujo en un sopor repentino, aunque intentó vencer al sueño pues le aterraba la idea de estar dormida para cuando llegase el rescate. Sin embargo, poco a poco sus párpados fueron pesando más y más, hasta que desistió en su empeño y acabó entregándose por completo a Morfeo.

En ese límite entre el sueño profundo y el superficial, abrió los ojos durante escasos segundos al sentir cómo alguien la arropaba en la oscuridad. Sus recuerdos se mezclaron con la realidad, y creyéndose acostada en su mullida cama acarició la mano de quien creía que era su madre (Kayden).
avatar
Mensajes :
27

Nuevo
Dorka Vörös

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 1. La isla.

Mensaje por Invitado el Miér Nov 23, 2016 6:13 am


Con Irén & Co.


Flor en el Culo


Tratar de dormir fue algo que Katherina no consiguió aquella noche. Todo lo que había visto no salía de su cabeza y aquellos horrores... Digamos que no se los podía tomar con humor.

A la mañana siguiente tenía ojeras y también las lágrimas de haber llorado varias veces. Se secó los ojos con la parte menos sucia de su ropa y luego miró al resto, que iban planeando el proceder.

Si... Si - Contestó tratando de recuperar el aliento - ¿cuantos somos?
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 1. La isla.

Mensaje por Balász Báthory el Jue Nov 24, 2016 3:27 pm

Prácticamente todos. Habla en inglés. Ponedle un poco de acento.

La mayoría de los niños con los que comparte el interior de la cueva son débiles. Katherina no para de llorar siendo un auténtico incordio. ¿No hay otra manera menos ruidosa de sorberse los mocos? Kayden no deja de moverse, también haciendo ruido, y Derek respira demasiado fuerte. Balász apenas puede pegar ojo, incómodo entre las mantas que ha podido transformar en un lecho improvisado para él y su hermano. Markov a su lado, hecho un ovillo, como un cachorro de verdad, no lo reconforta. Es pequeñito y tiene que dormir para que su cerebro se desarrolle; tiene que lavarse todos los días para mantener una higiene saludable; tiene que comer frutas, verduras, carne, pan... ¿Cómo va a conseguir todo eso si se quedan en la isla? La ayuda debe de estar en camino, un par de días y serán rescatados, todos ellos. El avión está localizado, ¡tienen que verlos en un radar! Además, ¿queda alguna parte del mundo sin descubrir? Qué tontería, claro que no. Los encontrarán por los satélites. Un par de días, eso es todo.

A la mañana siguiente, Balász se levanta. Envuelve a Markov en las mantas para que no pierda calor y sale a buscar agua. Se encuentra con Irén, que se ha levantado pronto, igual que él. La saluda con un cabeceo, pero poco más. Sin decirle nada a nadie, busca en las provisiones algo de comida. No es para él, es para Markov, que solo tiene seis años. Balász sabe que él puede aguantar más tiempo sin comida. No sabe cuánto exactamente, pero bastante más que un renacuajo como su hermano. Solo coge lo que considera necesario: un sándwich envuelto en plástico y un par de chocolatinas. También saca un zumo en brick para llevárselo al nene.

Kayden, Derek, Katherina... ellos también han despertado. Deja los alimentos al lado de su hermano y se une al grupo, aunque todavía no se siente cómodo con ellos.

-Somos... Kinnah, Ronnie, Derek, Darwin, Dorka, Irén, Katherina, Kayden, Markov y yo. Bueno, Ronnie y yo vimos a Ulrik. Está solo. No sé si hay alguien más... Debería estar Viveka. También falta otra niña, Mikaela, creo que era...-Iban con Markov en su grupo de renacuajos soldados. Balász evita mostrar cualquier signo de debilidad.-Somos suficientes para organizarnos. Por ahora podemos quedarnos en esta cueva, pero Irén tiene razón. Necesitamos comida y agua. Luego... bueno, creo que la ropa de abrigo es importante porque va a hacer más frío... y medicinas.-Habría que darle un par de puntos a la mejilla de Kayden. Balász tiene un manual de anatomía, quizás eso funcione.-Y un líder. Creo que necesitamos alguien que tome decisiones para organizarnos mejor.-Sabe que esa no es una propuesta popular, pero Balász es realista y deben aprovechar todos sus nuevos conocimientos para enfrentarse a esta situación de emergencia.-Yo me ofrezco. Ninguno sois mis amigos, pero mi hermano pequeño está aquí y... bueno, podemos tener dos jefes.-Mira hacia Dorka con una pizca de timidez, incluso se frota la nariz.-Irén, tú eres muy sensata. Deberíamos ser nosotros dos.





avatar
Mensajes :
407

http://dangerous-b.activoforo.com/t20-ficha-de-balasz-bathory
Nobleza | Rey de Hungría

Balász Báthory

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 1. La isla.

Mensaje por Invitado el Sáb Nov 26, 2016 1:41 pm

Interacción con: Todos los presentes.
Cuando Irén respondió a mi comentario solo le piqué un ojo en señal de que había entendido lo fuerte que era ella, pero, aun así haría lo que fuera para cuidarla. Sus palabras fueron sabias ya que habló de buscar comida algo que a mí se me había cruzado por la mente pero no dije.

Después Balász empezó a hacer un rencuento de los que conformaban el grupo para posteriormente aportar la idea de que tenia que haber un líder, él se quiso postular como uno y al mismo tiempo postuló a Irén ya que era muy sensata.—Bueno, yo también me postulo como líder.—luego vi a todos los presentes rápidamente.—Deberiamos hacerlo por votación, ¿Les parece bien?.— lo dije con total tranquilidad ya que al fin y al cabo esto se tendría que decidirse por todos y no por uno solo.



Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 1. La isla.

Mensaje por Markov Báthory el Dom Nov 27, 2016 4:55 pm


Interacción: Todos. Habla en inglés, bastante torpe.

Hace frío, están solos en una enorme isla y la mayoría de los niños se comportan, comprensiblemente, casi histéricos. Markov es un niño distinto, está asustado también, sí, pero a diferencia de los otros, tiene a su hermano mayor con él. Balász siempre ha sido su protector, su guardián; a su lado, nada puede salir mal.

Nunca antes había estado en una pijamada, lo más cercano a una es la triste situación en la que se encuentra: todos acurrucados en una cueva, perdidos en una isla con los cadáveres de sus monitores y los amigos que hicieron en el campamento militar. Es bastante deprimente. Pero el calor de su hermano lo reconforta y cuando se queda dormido acurrucado contra el costado de Balász, no tiene pesadillas, sino que sueña con el bosque de su casa, con un par de conejitos que corretean juntos y una mujer que viste de blanco.

Al despertar escucha voces, al principio piensa que es alguien del servicio pero la dureza debajo de su cuerpecito no corresponde al colchón de su cama y todos los recuerdos del día anterior acuden a su cabecita obnubilada todavía por el sueño. Balász a su lado, un accidente, el avión destrozado, la isla, Balász otra vez. Ahoga un bostezo y se frota los ojitos ¡Balász! Su corazón salta dentro de su pecho cuando no encuentra a su hermano en el lecho improvisado y gimotea aterrorizado, pero enseguida distingue su voz y lo encuentra reunido con los otros chicos grandes, de inmediato se incorpora, torpe, casi tropezando con el desayuno, Balász lo ha traído para él, de alguna manera sencillamente lo sabe, lo recoge entre sus bracitos y corre al lado de su hermano mayor.

Tiene mucha sed, así que lo primero que hace es beber unos sorbitos de su jugo, escuchando a los mayores. Lász dijo que tenían que ser una manada grande y él le hará caso a su hermano. Una manada de lobos tiene dos líderes, una hembra alfa y un macho alfa. Por supuesto que su hermano tiene que ser el líder.

¡No, tú no! – se eriza y su boquita se separa de la pajita del tetrabick para gruñirle al otro niño ¿Derek? No está seguro, es de los chicos grandes, pero él no sabe nada, no es un lobo y no puede ser el líder. — Lász es.









Thanks bro♥️:

My Brother♥️:
avatar
Mensajes :
180

http://dangerous-b.activoforo.com/t32-markov-bathory-id
Nobleza | Nádor

Markov Báthory

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 1. La isla.

Mensaje por Irén Csontváry el Miér Nov 30, 2016 11:42 am


Interacción con todos

Abrió la boca para responder la pregunta de Katherina, pero entonces aquel niño que le parecía tan altivo tomó la palabra y comenzó a enumerar a quienes conocía y que permanecían allí luego de dormir, o también a otros que ella no conocía. No eran más de diez... de un avión a tope, solo ellos habían sobrevivido. La idea le hizo estremecer, pues por primera vez fue consciente de la magnitud de la situación; por primera vez se sintió pequeña en medio de todo aquel problema. Se removió inquieta, pero continuó escuchando al chico, que decía algo acerca de buscar abrigo. Tenía razón, y debían comenzar a moverse lo más pronto posible.

No pudo responder al guiño de Derek, y se quedó sorprendida cuando oyó su nombre en la discusión acerca del líder. Ella creía que todo aquello era innecesario, que mejor les valdría que comenzaran a buscar y racionar la comida y el agua desde ya, pero al parecer Derek también siguió adelante con la idea. A ella no se le daba bien ser líder, nunca lo había sido, prefería pasar desapercibida en un mundo que muchas veces no comprendía y no le encontraba el sentido.

Por la reacción del pequeño, a quien recordaba como el hermano de niño, Balász, supo que aquello solo traería problemas. - Tal vez debamos comenzar a buscar abrigo y racionar la comida y el agua lo más pronto posible - murmuró intentando que todos los que estaban allí la oyeran - Y luego de eso, viendo cómo trabajamos... podamos elegir a quien lo haya hecho mejor para que sea nuestro líder - suspiró leve.



avatar
Mensajes :
24

Nuevo
Irén Csontváry

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 1. La isla.

Mensaje por Ulrik Nordskov el Jue Dic 01, 2016 11:04 am

Por la noche, los horrores que habitan en las profundidades de la mente, salen a la superficie en el sueño de los justos, despliegan sus alas y sobrevuelan en busca de presas débiles. Entre temblores y sacudidas, a Ulrik vuelven las imágenes del accidente, la sangre manando de las heridas abiertas y los gritos agónicos de los moribundos, confundiéndose con la voz de su padre. Cuando despierta, el amanecer atraviesa el celaje verdoso de los árboles y derrama sobre la tupida alfombra una luz de intensos colores. El chico tarda en reaccionar, atontado por la falta de sueño, y observa los fenómenos de la naturaleza despertar. Al cabo de un rato, por fin, reacciona y bebe un trago de agua. De pronto recuerda el accidente, la isla, los estúpidos niños llorando. Da otro trago y se levanta. Tiene que ponerse en marcha si quiere sobrevivir hasta que alguien se digne a rescatarlos. Para ello tardarán días, incluso semanas.

Realiza un par de ejercicios de calentamiento que ponen su circulación en activo, centrándose en lo que hará en ese día. Ulrik tiene que regresar al avión, buscar su maleta y conseguir más provisiones antes de que los otros espabilen y se conviertan en competencia. Ha tomado la precoz decisión de ir por libre, así pues si alguno de ellos decide rondar por las inmediaciones de su improvisado "hogar" piensa tomar represalias. Comprueba que la navaja multiusos está en su pantalón y sale al exterior mientras da algunos bocados a la mitad de un bocadillo.



avatar
Mensajes :
143

Extranjeros | Nobleza

Ulrik Nordskov

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 1. La isla.

Mensaje por Invitado el Vie Dic 02, 2016 9:45 am


Chupipandi


Flor en el Culo


Como no los niños empezaron a postularse para el cargo de líder mientras Katherina permanecía en silencio observando el asunto. Aún podía ver a lo lejos los restos del avión y todas esas cosas que prefería no atender. Le asustaba lo que había pasado el día anterior y el solo acto de pensarlo ya le hacía venir algún que otro escalofrío.

E-Estoy de acuerdo con lo que di-di-dice Iren - Trató de formular - Ya ele-elegiremos a-a-a-al líder cuando... cuando eso esté hecho
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 1. La isla.

Mensaje por Balász Báthory el Vie Dic 02, 2016 8:52 pm


Prácticamente todos. Habla en inglés. Ponedle un poco de acento.
Balász siente un pinchazo de orgullo al escuchar a su hermano pequeño. Sabe que Markov es su punto débil, el más evidente de todos y el que le hace vulnerable, pero no puede resistirse al niño. Pone una mano en el hombro del pequeño para darle un afectuoso apretón y le susurra en húngaro que guarde la compostura.

-No, Irén. No, Katherine. Necesitamos un líder ahora precisamente para dividir las tareas y organizarnos. No es nada malo tener un líder...-Aunque mira de reojo a Derek. No se pondría en sus manos.-Al contrario, los seres humanos no funcionan sin una jerarquización clara. Podemos ir por libre, pero también somos sociales por naturaleza y en esta situación nos necesitamos porque la fuerza reside en la unidad. No sabemos a qué nos tenemos que enfrentar ni cuándo vendrá la ayuda, pero tenemos que resistir hasta que eso ocurra. Ulrik Nordskov ha decidido que él va por su cuenta. Bien, le desearemos la mejor de las suertes, pero nosotros vamos a ser más inteligentes. Yo me voto a mí y Markov también me vota a mí.-Mira a Irén, Katherine y Derek, que son los que han abierto la boca al respecto. También a Dorka con un rubor muy leve, casi como si quisiera impresionarla.-¿Qué decís vosotros?

Debería ser capaz de asumir una derrota, pero probablemente Balász no sea la clase de preadolescente que encaje con deportividad un golpe en su ego. De todas formas, se considera una buena opción porque hará lo que sea por la supervivencia del grupo, ya que eso implica la supervivencia de Markov, su único objetivo real.





avatar
Mensajes :
407

http://dangerous-b.activoforo.com/t20-ficha-de-balasz-bathory
Nobleza | Rey de Hungría

Balász Báthory

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 1. La isla.

Mensaje por Irén Csontváry el Vie Dic 09, 2016 11:12 pm


Interacción con todos

Miró a Katherina mientras hablaba, asintiendo levemente, pues estaba de acuerdo con lo que la niña decía. Pero entonces Balász mostró su desacuerdo, y comenzó su perorata acerca de la naturaleza del ser humano, una charla que Irén no iba a aguantar en esos momentos. Sabía que el chico llevaba razón, pero en esos momentos tenían cosas más urgentes que hacer que filosofar.

- Estoy de acuerdo en que es importante tener un líder - le respondió frunciendo el ceño levemente molesta - Pero podemos dividirnos las tareas ahora sin demorar más sin necesidad de que obedezcamos a alguien. Lo tenemos que hacer por nuestra propia sobrevivencia. Necesitamos encontrar agua y racionar los alimentos. Yo me puedo encargar de racionarlos, y que alguien más me ayude. Y del agua puedes encargarte tú con alguien más, pero debemos actuar rápido - suspiró leve - Y luego de eso podemos seguir con esto del líder - negó con impaciencia - ¿Quién me acompaña a racionar la comida? - les miró.



avatar
Mensajes :
24

Nuevo
Irén Csontváry

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 1. La isla.

Mensaje por Dangerous el Jue Dic 15, 2016 2:02 pm


TSUNAMI

Cuando uno cree que su cupo de la mala suerte ya se ha agotado y ha enfrentado tantas desgracias que está protegido, se equivoca. Se equivoca por mucho. A pesar de que los niños han sufrido un accidente aéreo, han caído en una isla sufriendo heridas de diversa consideración y perdido hermanos o amigos, como esa pequeña que ha muerto durante la noche con unos desgarros alarmantes, a pesar de todo eso, todavía queda algo más.

Los niños están demasiado cerca de la costay no pueden prever que una ola gigante se acerca a toda velocidad para golpearlos con la furia de la fuerza hidráulica. La vegetación, sin embargo, sí parece estar preparada para esa contingencia y hace cara al ataque marino aguantando estoicamente en su sitio, aunque algunos árboles jóvenes y arbustos se desprenden de la tierra. Las maletas, el pequeño campamento, los propios chicos, todo se ve empujado de repente y arrastrado por la ola.

De nuevo, tienen que despertar de esa pesadilla confusa que no parece tener un límite claro. ¿Cuándo podrán decir "hasta aquí, ahora sí me voy a salvar"?

Si no contestas on-rol (o avisas de ausencia) en la próxima semana, tu personaje se dará por muerto en el tsunami. Se ha enviado un MP explicando la situación.
avatar
Mensajes :
747

Staff | Administración

Dangerous

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 1. La isla.

Mensaje por Dorka Vörös el Jue Dic 15, 2016 5:56 pm

Dorka habia sido una de las últimas en despertarse ya que, para bien o para mal, su ceguera no le permitía ver los rayos de sol incidiendo sobre sus párpados. No se despertó, de hecho, hasta escuchar los sollozos de Katherina, quien parecía haberse derrumbado ante los últimos acontecimientos. Dorka quería reconfortarla, aún cuando prácticamente no había mediado palabra alguna con ella, ¿pero cómo podría hacer sentir mejor a otra persona cuando ni ella misma se sentía bien?

Mientras intentaba buscar consuelo en sus recuerdos, permaneció en silencio dejando que los demás se "peleasen" por ver quién podría ser el líder del grupo. Total, Dorka no tenía madera de líder, ni siquiera se tomaba a sí misma en serio, y sabía que los demás tampoco lo harían debido a su invidencia.  — Yo... — Titubeó mientras esperaba escuchar a alguien gritarle que no les interesaba su opinión, pero las quejas no llegaron, lo que le dio fuerzas para alzar un poco más la voz y ganar seguridad. — Yo también creo que deberian ser Balász e Irén. — Pero tan pronto como hubo terminado de hablar empezó a arrepentirse de haberlo hecho. Ahora había quedado expuesta ante todos escogiendo a dos de los niños y no al resto, lo cual no solía sentar demasiado bien a esas edades.

Una vez más, sumida en sus propios pensamientos no se dio cuenta de la realidad hasta que no fue demasiado tarde. El sonido de las olas se escuchaba cerca, muy cerca, pero esta vez sabía que algo iba mal ya que algunos niños habían comenzado a gritar. Por instinto abrió la boca para imitar a sus compañeros, pero antes de que pudiese emitir algún sonido el agua la silenció, arrastrándola costa adentro sin oponer resistencia. Bajo las olas, la muchacha daba vueltas sin cesar, ¿qué era arriba y qué era abajo? ya no lo sabía. Se había desorientado totalmente y ni siquiera sabía hacia dónde se estaba dirigiendo.
Desesperada, estiró sus manos en todas direcciones, queriendo agarrarse de cualquier cosa que aún se mantuviese firme, o de la mano de cualquier niño que le aportase seguridad.

¿Así es como moriría?
avatar
Mensajes :
27

Nuevo
Dorka Vörös

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 1. La isla.

Mensaje por Ulrik Nordskov el Vie Dic 16, 2016 4:20 am

Interacción: Todos.

En la costa de la playa la basura está dispersada como las piezas de un puzzle aún por montar. Ulrik se adelanta a las bestezuelas carroñeras y vaga por la arena en busca de objetos útiles, la resaca del oleaje. De vez en cuando echa un vistazo a su alrededor, pues no quiere tener que compartir espacio con los otros niños. Nadie en esa isla es de fiar. Cualquiera podría querer intentar robarle, o cosas peores, y entonces se vería obligado a actuar en consecuencia. Desenfunda la navaja multiusos y destripa una mochila a base de puñaladas por els imple hecho de que puede hacerlo. En el interior encuentra unos caramelos pegajosos que corre a meterse en la boca; saborea y mastica con fruición mientras observa el enrarecido horizonte. El aspecto aparente calmo del mar le provoca desconfianza.  
Enseguida piensa que tarde o temprano la comida se acabará; el hambre se volverá un instinto primitivo y acuciante que nublará su juicio y no podrá hacer nada por frenar la imparable carrera de la debilidad. No lo permitirá. Apoderado de una relampagueante energía, Ulrik se dirige hacia el avión para rapiñar lo poco de comida, agua y ropa que no se llevó ayer. Al pasar al lado de los cadáveres, que ya empiezan a oler, se le ocurre que sería una buena idea quemarlos para no atraer enfermedades, pero se le pasa en cuanto calcula el tiempo que tardaría en arrastrarlos fuera y apilarlos. Mejor no.
Ulrik salta del avión, bebe un trago de agua y chasquea lleno de frustración. Esperaba encontrar su maleta, con sus cosas, pero otra vez no ha habido suerte. ¿Y si uno de los críos se la ha llevado? La idea le atenaza la boca del estómago. Detesta tener que comprobarlo por si mismo, por si acaso, sin embargo no puede permitir que... que encuentren a... El chico traga saliva, consternado y furioso a partes iguales. Si quiere estar por completo seguro le tocará seguir el distinguible rastro de la pequeña manada. Haciendo acopio de un gran esfuerzo, sigue el enramaje quebrado por pisadas hasta que da con una convavidad en la roca de la que salen voces. Se queda un rato escuchando, escondido. Por lo visto están poniéndose de acuerdo para escoger a un líder. Nada de eso le interesa. Imaginar a algunos de ellos mandando es, honestamente, una idea hilarante. Ulrik ve que el Báthory está hablando como si ya fuera un jefe. Harto de esperar en las sombras, se adentra en las entrañas del refugio caminando de forma resuelta y silenciosa. En la mano empuña la diminuta navaja como si fuera el aguijón de una avispa. Sus ojos barren cada uno de los objetos presentes con alarmante desconfianza. Así le será imposible encontrarla: "¿Dónde está mi maleta?" Pregunta de forma hosca en inglés. Aún no es muy consciente de la catástrofe que se les viene encima en forma de ola gigante.               



avatar
Mensajes :
143

Extranjeros | Nobleza

Ulrik Nordskov

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 1. La isla.

Mensaje por Markov Báthory el Sáb Dic 17, 2016 6:57 pm


Markov arruga el entrecejo y tratar de mirar de forma amenazante a Irén, pero a su edad, sólo logra verse tonto y adorable, sus rizos dorados y los ojos azules le roban toda la fuerza a su amenaza ¡Pero es que no puede mandar a Balász! Pero rápidamente su expresión se cambia cuando se gira hacia su hermano. — ¡Yo voy contigo, Lász! – Se aferra a su camisa y sonríe con todos sus dientecitos de leche — Podemos recoger bayas también ¿verdad, verdad?

Un ruido parece llamar su atención, el vello de los bracitos se le eriza con un presentimiento pero la voz de Ulrik lo distrae enseguida. — ¡Perrito! – su acento es gracioso, pero se alegra de que al menos uno de sus perritos esté bien. Kayden es grosero y debe enseñarle modales.

Es su último pensamiento, los perritos humanos que adoptó con su hermano. Porque una ola los golpea con fuerza, sin aviso alguno y todos son arrastrados por la fuerza de la naturaleza. Kovi se aferra a su hermano, tanto como sus fuerzas infantiles lo permiten pero termina desprendiéndose de la seguridad de sus brazos. Las piedras y ramas que arrastra la corriente lo golpean, el agua entra a sus pulmones y le roban el oxígeno, aun así, el cachorrito lucha por mantener sus ojitos abiertos, por subir a la superficie y respirar; es en vano, la naturaleza puede más que él y lo arrastra hacia el fondo de sus fauces hambrientas.

Sus ojitos se oscurecen con manchas negras y la conciencia huye cuando una roca golpea su cabecita. Cuando la marea se retira, como si fuera una fiera ya domada, el cuerpecito del niño está tendido en alguna parte de la isla, inconsciente, difícilmente se puede decir si vive o no hasta que su cuerpo reacciona instintivamente, luchando por la vida y toce el agua que lo ahogaba pero su consciencia es efímera, vuelve a sumirse en la oscuridad.







Thanks bro♥️:

My Brother♥️:
avatar
Mensajes :
180

http://dangerous-b.activoforo.com/t32-markov-bathory-id
Nobleza | Nádor

Markov Báthory

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 1. La isla.

Mensaje por Invitado el Dom Dic 18, 2016 7:55 am

Chupipandi


Flor en el Culo


Katherina se hallaba relativamente confusa ante todo lo que estaba pasando frente a sus ojos, motivo por el cual, mientras los otros se ponían a discutir las cosas esas de liderazgo se acercó a la costa para sentarse y observar el fondo.

Había algo raro.

No lo captaba muy bien pero parecía como si... Como si el agua estuviera más alta a lo lejos. Como no supo lo que era no le dio mucha más importancia.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 1. La isla.

Mensaje por Irén Csontváry el Lun Dic 19, 2016 4:16 pm


Se quedó en silencio cuando oyó a Dorka, y luego sostuvo la mirada que aquel pequeño niño le dedicó, seguramente porque le habría parecido mal que le hubiese hablado así a su hermano. Aquellos niños no parecían habituados a que alguien más les sugiriera lo que debían hacer, aunque fuera por el bien de todos. Sin embargo, no tuvieron tiempo para nada más. En cuanto se había puesto en marcha para buscar lo que quedaba de comida en el avión, sintió temblar la tierra bajo sus pies. ¿Sería un sismo? Sería peligroso que se quedaran cerca del mar, pero entonces su temor se volvió inmediatamente real. Oyó los gritos y sintió frío de pronto. Los restos del avión crujieron y comenzaron a deslizarse violentamente. Saltó a la arena y corrió para resguardarse de las latas y restos de despojos del avión, que venían hacia ella a toda velocidad.

¿Qué sería aquello? Supo la respuesta antes de siquiera terminar de formularla en su cabeza. Una ola negra lo consumía todo, incluida a ella, quedando sus pies y luego todo su cuerpo atrapado en aquel barro maloliente. No era como salía en las películas. Aquello era más pesado y más viscoso que simple agua marina, y su fuerza era superior a cualquiera. No sacaba nada con moverse; corría el riesgo de golpearse con algún otro objeto o persona que arrastraba la ola. Tomó todo el aire que pudo, y logró mantener al menos la cabeza a flote en medio de aquel desastre. Su cuerpo liviano fue arrastrado playa adentro, en donde ya comenzaba la vegetación, e intentó agarrarse del tronco de un árbol, rozándolo con las uñas y tratando de tomar una gruesa rama.



avatar
Mensajes :
24

Nuevo
Irén Csontváry

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 1. La isla.

Mensaje por Balász Báthory el Mar Dic 20, 2016 10:25 am


Prácticamente todos. Habla en inglés. Ponedle un poco de acento.
Irén no se equivoca con sus conclusiones. Balász Báthory no tolera bien que otros chicos de su edad o incluso mayores le lleven la contraria. Es algo en lo que debería trabajar y por eso quizá sus padres pensaron que el campamento y los juegos en equipo le harían más sociable. Pero, por ahora, no ha funcionado.

Al ver a Ulrik aparecer con esos aires de superioridad, su barbilla se eleva altivamente de forma automática y da un paso hacia él. Va a ser el líder del grupo de los niños perdidos, y aunque Ulrik no pertenece todavía a ellos, acabará suplicando que les deje entrar cuando vea que son mejores recogiendo provisiones y armando refugios. Antes de que pueda burlarse sobre su mochila, la fuerza de la naturaleza lo arrastra sin más aviso que unos temblores y un ruido monstruoso cuya señal llega demasiado tarde. Después de todo, nadie está familiarizado con las olas gigantes y mucho menos con la naturaleza hostil de la isla.

Su primer pensamiento es Markov, al que abraza con tanta fuerza que casi le parte las costillas antes de ser empujados por una fuerza descomunal. El agua ya no parece blandita e inofensiva como la del lago Balatón, ahora su presencia duele y es imposible nadar sobre ella; está descontrolada, la naturaleza enloquecida demostrando a los pobres niños apaleados que para ella no son más que muñecos. En algún momento Markov se separa de él y la boca se le llena de agua marrón al gritar. Ahí, justo en ese instante, es cuando la desesperación acalambra el cuerpo del Báthory mayor. Sus brazos se extienden y lucha con todas sus energías para recuperar a su hermanito, pero el agua ya ha dejado que es mucho más fuerte que ellos dos, que cualquiera de los jóvenes soldados. A Balász no le queda más remedio que ver cómo la cabecita de Markov se aleja a una velocidad de vértigo hasta que ya no la puede distinguir.

Recibe un golpe en la espalda, da una voltereta dentro del agua y algo afilado raja su brazo; siente como una lengua de fuego a lo largo, pero apenas tiene tiempo para ser consciente de nada. Ya se había dado en la cabeza con Markov en los brazos, pero no se había dado cuenta porque le preocupaba más el pequeño. Ahora que no lo tiene, todo duele más. Consigue sujetarse a un tronco que parece resistir, desafiar al agua. Entonces aplasta la cara contra él y llora desconsolado igual que un niño. Se cree morir, el alma se le desangra. Nunca había sentido miedo hasta ahora. No le importaría dejarse ir y que la isla se alimentara de sus restos orgánicos. O los peces si llega al mar. Qué más da.

Sin embargo, advierte un cuerpo arrastrado cerca de él y enseguida se percata de quién se trata: Dorka. Todavía acongojado, mantiene un brazo rodeando el tronco y estira el otro todo lo que puede. Le roza la ropa. El agua sigue fluyendo, pero su ferocidad permite que los niños lleguen a tocarse. Balász ayuda a la muchacha a llegar hasta el tronco. Apenas puede hablar por culpa de la impresión. En otra ocasión le daría vergüenza que una niña pudiera escucharlo llorar, pero no enmascara sus sollozos.

-He pe-perdido a Markov...-Expresarlo en voz alta equivale a arrancarse el corazón. Aprieta la frente contra la áspera corteza. Hace mucho fío dentro del agua.-D-deberíamos... podría ocurrir o-otra vez... deberíamos protegernos.-Tal vez esperar un poco sujetos a ese árbol. Si ha resistido la primera embestida del mar, podrá con una segunda y con una tercera. Las siguientes olas serían menos violentas de darse. Estarán bien... estarán bien.





avatar
Mensajes :
407

http://dangerous-b.activoforo.com/t20-ficha-de-balasz-bathory
Nobleza | Rey de Hungría

Balász Báthory

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 1. La isla.

Mensaje por Dangerous el Lun Dic 26, 2016 5:46 pm


TSUNAMI

Si algo quedaba del avión, la ola gigante se lo ha tragado: con él todo lo que había en su interior y ningún niño cogió. El pequeño campamento en la isla también ha sido arrasado, pero algunos ítems han sobrevivido y están esparcidos por la isla. Sin enmbargo, las maletas especiales con las que cuentan algunos de los pequeños están, inexplicablemente, con ellos (privilegio que se mantiene por haber ganado algún juego). El escondrijo de Ulrik también ha quedado aniquilado por la furiosa masa de agua que no ha dispensado ningún tipo de clemencia: simplemente ha hecho lo que tenía que hacer.

Hay un segundo asalto, también un tercero y hasta un cuarto, pero todos son mucho más flojos que el primero de ellos. Sin embargo, no se puede decir lo mismo de los jóvenes soldados recién salidos de su campamento militar: Viveka, Darwin, Derek, Ronnie, Kinnah... están muertos. Es posible que alguno de los supervivientes vea su cuerpo flotando o, más adelante, descansando no tan plácidamente en alguna parte del bosque; tal vez incluso se puedan encontrar pedazos sueltos.

Los niños supervivientes se han esparcido por diferentes puntos de la isla por culpa de la ola.

Balász y Dorka están en la zona 1.
Irén y Katherine en la zona 2.
Markov y Ulrik en la zona 3.
Pueden encontrarse y seguir juntos o cada uno puede ir por su cuenta. Eso es a vuestra elección. Para entonces, también tendréis dificultades diferentes con lo que hay dentro de la isla, que puede ser cualquier cosa. Por ahora, regocijaos: seguís vivos.

El jugador de Kayden me ha advertido de su ausencia, así que contamos con él para más adelante.

Por otra parte, quiero disculparme por el retraso. Con la Navidad encima, me ha sido difícil conectarme más de cinco minutos seguidos. Perdón. Os lo compensaré con muchas maldades.
avatar
Mensajes :
747

Staff | Administración

Dangerous

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 1. La isla.

Mensaje por Dorka Vörös el Miér Dic 28, 2016 2:47 am

Bajo el agua todo se volvía más confuso. Los sonidos parecían lejanos, enmudecidos por la bravura del mar y silenciados por el mal carácter conductor del agua. Lo único que Dorka era capaz de escuchar era su propio latido cardiaco, acelerado a causa del miedo y de la impotencia. Cada vez que intentaba sacar la cabeza del agua y dar un grito de auxilio la boca se le llenaba de agua y tragaba más de lo que solía beber a lo largo del día. Ni siquiera sabía nadar, ¿cómo iba a mantenerse a flote? ¿Como iba, sobre todo, a mantenerse con vida?

Adoptó una actitud pasiva ante la situación, dejando de patalear para poder conservar las pocas fuerzas que le quedaban, estirando piernas y brazos todo lo que pudo a la espera de poder sujetarse fortuitamente a algo lo suficientemente firme y sólido como para poder tirar de sí misma hacia arriba. Y cuando su último aliento hubo brotado de entre sus labios, sin mayor esperanza que la de perecer  de la forma menos dolorosa posible, dos pequeñas manos la sacaron de aquel infierno con la valentía suficiente como para ser bautizado como caballero. Como su salvador.

De nuevo en la superficie se aferró al tronco con brazos y piernas, temiendo que una nueva ola consiguiera separarla de él antes de que le diese tiempo a sujetarse. – Me has salvado la vida. – Susurró, repitiéndolo una y otra vez como su mantra. Digerir que había estado a punto de morir ahogada era un duro ejercicio de aceptación y confirmación de la realidad, algo que había evitado hasta ahora. – Estoy segura de que otro niño lo ha visto y le ha ayudado, como tú me has ayudado a mí. ¿Vale? – Intentaba sonar segura, aunque su voz sonaba quebrada. Dorka siempre había sido de las que necesitaba ser reconfortada, no de las que eran duras y valientes e intentaba tranquilizar a los demás. Y es que su propia cara era un fiel reflejo del miedo que estaba pasando, y de la incertidumbre que le provocaba el no saber si el resto de sus compañeros estaban a salvo, incluido Markov. – Solo tenemos que aguantar hasta que el agua vuelva a su cauce… ¡Au! – Una de las maletas había impactado contra Dorka con ayuda de un remolino de agua, y abriéndose por completo, dejó escapar una cuerda, serpenteando sobre el mar.
avatar
Mensajes :
27

Nuevo
Dorka Vörös

Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares